fernandezsangradorjorgejuanJorge Juan Fernández SangradorLa edición típica de la Sagrada Biblia. Versión oficial de la Conferencia Episcopal Española ha visto la luz en un formato 17 x 24 cm, que no es el habitual en este tipo de obras. Se ha pretendido así ofrecer al lector un ejemplar con caracteres tipográficos holgadamente dispuestos en la caja del texto y que en el aspecto exterior se corresponda con la excelencia de su contenido -la Palabra de Dios- sin dejar por ello de ser un volumen manual.

Leer más...

diazrodelasjuanmiguel"La fe cristiana no es una religión del libro": son palabras del Catecismo de la Iglesia Católica que expresan magníficamente la relación entre la Biblia y el conjunto de la fe cristiana. Sigue diciendo: "El cristianismo es la religión de la "Palabra" de Dios, "no de un verbo escrito y mudo, sino del Verbo encarnado y vivo".

En esta línea, afirmaba el Concilio Vaticano II que "en los sagrados libros el Padre que está en los cielos se dirige con amor a sus hijos y habla con ellos". De ese Dios que nos habla a través de su Palabra escrita nace "la eficacia que radica en la palabra de Dios", la cual "es, en verdad, apoyo y vigor de la Iglesia, y fortaleza de la fe para sus hijos, alimento del alma, fuente pura y perenne de la vida espiritual".

Leer más...

martinezcaminojuanantonioPor primera vez, tenemos una Biblia en español para todas las actividades oficiales de la Iglesia. Es un acontecimiento histórico. A partir de ahora será exactamente la misma traducción del texto bíblico la que se proclame en la celebración de la misa y de los demás sacramentos; la que se cite en los catecismos y las publicaciones eclesiales; la que las comunidades y los grupos podrán usar para preparar las celebraciones litúrgicas o para el estudio y la meditación de la Biblia; la que cada persona y cada familia podrá tener en casa para esos mismos fines; la que ayudará a los profesores de religión a conectar mejor sus clases con el resto de la vida de la Iglesia, etc. Usando las mismas palabras en todos esos ámbitos, resultará más fácil conservar la Palabra de Dios en la memoria y meditarla en el corazón.

Leer más...